Sakura Creative Mind: Especial: Regalos en tiempos de crisis

15/12/13

Especial: Regalos en tiempos de crisis

Desde hace un par de años escuchamos la palabra "crisis" a todas horas.

No importa si estamos en una cafetería, en la sala de espera del ambulatorio, en la cola del supermercado, en casa disfrutando de un día de relax...

La "crisis" nos persigue allí donde vamos.


Para aquellas personas que aún no han entrado en "crisis"; en una mala situación; esto de la Navidad puede ser una gran tortura porque esa persona en cuestión aún conserva su status económico pero... ¿y aquellas personas que tiene a su alrededor?.

Quizás su entorno sí que ha caído y por la razón que sea, no están recibiendo la ayuda necesaria. 




Pero claro; llega la Navidad... Esa fiesta que a nosotros tanto nos gusta, que vivimos con tanta pasión y en la cual nos encanta hacer regalos pero; ¿os acordáis del tercer consejo que os daba en este post?

"3-. Ten en cuenta la situación de la otra persona: No todos los regalos significan lo mismo."

¿Y del quinto?.

"5-. Nunca regales dinero: Es de mal gusto y evitaremos que piensen que somos "tacaños".

Y es que, el otro día mi madre me decía "No termino de pillar eso del consejo nº3"; pues b
ien, le puse algunos ejemplos que, aunque son un poco "brutos" (algo normal en mí) fueron muy fáciles de entender.

- A ver; si hubiese muerto la abuela dos semanas antes de tu cumpleaños, ¿te hubiese gustado que yo te regalara flores, bombones y un regalo propiamente dicho?.
No, ¿verdad?. Obvio, no estarías para celebraciones con lo que, ¿no encuentras que es algo fuera de lugar?.

Creo que la respuesta es algo evidente, ¿no?.

Cuando perdemos a un familiar, tendemos a aislarnos un poco del resto del mundo. Nos volvemos apáticos y pensativos con lo que, bajo mi opinión, un buen regalo hubiese sido unas clases de yoga y/o meditación.
Aunque en un ambiente tranquilo y silencioso, estaríamos rodeados de otras personas y es algo que nos ayudaría a reencontrar nuestro equilibrio personal tras una pérdida tan grande.

Huelga decir que mi madre me miró con cara de estupefacción y negando con la cabeza dijo "en serio; no sé cómo se te ocurren estas cosas".

Bueno, pues esta anécdota tiene algo que ver con el post de hoy.

Pongamos por caso que es mi hermana quien está en crisis y la muchacha, carga con 2 niños, una casa y una pila de facturas... Llega a fin de mes "bailando el agua" y obviamente; con muchas privaciones...

¿Qué voy a hacer?.

¿Regalarle una cámara de fotos mega-hiper-super buena con la que hará unas fotos que alucinas?... ¿Pero para fotografiar el qué?. ¿Los malos momentos y las privaciones?.

NO; gracias.

¿Le regalo dinero para que se lo gaste en el supermercado?.

Eeeeeww...  "Consejo número 5: Nunca regales dinero; es de mal gusto (no importa que sean 200€, sigue siendo de mal gusto)".

Entonces; ¿que nos queda?.

Pues mire usted; me quedan dos opciones maravillosas y ambas muy bonitas.

- Regalar primera necesidad -

Me voy al super, me gasto X dinero y le compro un buen carrito.

Leche, galletas, carne, pollo, agua, pasta, arroz, legumbres, zumos, verduras, lácteos...

Llego a casa y lo meto todo en cajas de cartón (de esas de la mudanza) con un precioso y enorme lazo.

Oooooooo, depende de lo bueno que seáis mintiendo podéis ir al super, hacer el carrito y quedar con la empresa para que lo entreguen a domicilio el día 24...
Pero claro, previamente habré engañado a mi hermana con alguna burda excusa para ir a su casa y pasar allí la mañana y de este modo, me aseguro que cuando llegue la compra, ella estará en casa para recibirla.

Con este sistema, además de regalar primera necesidad y hacer que ella pueda comprar algún regalito a sus peques, nos aseguramos de que pasará una buena Navidad y la aliviaremos de esa pesada carga de tener que contar los euros.

Por desgracia; cada día existen mas y mas personas en nuestro país sobre gente como este caso (hipotético, pero posible) tienen falta de recursos.

A parte del curso online solidario de mesas dulces; a modo personal os cuento de que hay una chica (yo no la conozco pero la trabajadora social que cada día viene a estar con mi peque un rato sí) que por alguna clase de milagro, ha estado a punto de perder a sus 2 hijos ya que no tenían una casa.
A día de hoy, la iglesia donde esta chica iba a rezar le ha conseguido una casa con un alquiler ínfimo pero aún necesita trabajo...

Ella trabaja como limpiadora a 8€ la hora y bueno; mi manera de colaborar con ella ha sido el pedirle que venga a limpiar mi casa por 10€ la hora.

Sé que no es mucho pero es mas de lo que tenía ayer.

Puedo dar las gracias de que a mi alrededor (mas cercano) aún no hay nadie que esté en semejantes aprietos.

Nos vemos en las redes

Un abrazo =)



Blogging tips